El Poeta
ESCENARIO COTIDIANO

Corren tiempos oscuros, qué decirte.
Eres tú quien me dices sin embargo,
Que en las casas huele a quemado,
Que en las calles hay gente en protesta,
Que el parlamento es una cueva de ladrones.
Parecería inverosímil a no ser porque
No eres sólo tú quien me lo dices, ellos también
Lo dicen, y yo lo padezco y me doy cuenta.
No bastarán cien sonetos quevedianos,
Ni la ira de un pueblo en movimiento,
Ni la luz entrando a saco por las ventanas.
Cuál será entonces, me pregunto, el discurso
Necesario en estos tiempos oscuros, el gesto necesario.
Por no hacer un panfleto, es que dejo aquí el poema,
Y salgo a la calle a encontrarme contigo, a buscar una respuesta,
Y más que una respuesta un gesto que al menos nos salve,
Entretanto la falta de vergüenza no es otra cosa que el escenario cotidiano.


Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 30 de octubre de 2012

1 comentario:

  1. Un escenario cotidiano al que hay que sumergir en el cambio...

    ResponderEliminar